El fenómeno
Sílvia Pérez Cruz

Miércoles, 14 de septiembre de 2016

Sílvia Pérez cruz ya es, por derecho propio, una de las artistas más respetadas del país. La suya es una carrera ascendente, sostenida, construida a base de calidad, una personalidad arrebatadora y sobretodo de emoción. A ella le gusta mucho hablar de emoción como el gran objetivo, la gran recompensa. El motor que la lleva a todas partes. A ella y a todas las personas por difícil que se ponga la vida para muchos.

Emocionar con sus canciones, esa manera tan suya de entrar en un dulce trance que cautiva y enamora. Todo el mundo se enamora de ella. De su voz, su sonrisa, su modestia sincera. La de una chica que, siendo niña, empezó a cantar en tabernas con su añorado padre y que, ahora, llena teatros. No sabe muy bien qué es lo que ha pasado ni falta que le hace. Pero sigue y sigue. Y, encima, asume retos que la hacen más grande, más completa.

Ahora ha debutado en cine con "Cerca de tu casa", una peli valiente y necesaria sobre los desahucios, esa mancha vergonzosa en la historia social más reciente. Un director perseverante la convenció para que interpretara y cantara en esa peli. "Todavía no sé cómo lo he hecho", me contaba la otra noche en 'Late Motiv'. Pero lo ha hecho. Y lo ha hecho muy bien. También ha compuesto las canciones que ya son un disco, "Domus", que confirma lo que ya sabíamos: esta mujer es única, un género es sí misma. Cantó su canción y el público se puso en pie para ovacionarla. "Se han puesto de pie", le dije. "¡Sí!. ¿Pero eso no lo pedís vosotros?" . "No Sílvia, lo hacen porque quieren y no lo hacen muy a menudo". "Muchas gracias". Sonrió, hablamos de los hijos y se fue a su casa a descansar unas semanas antes de partir a México.

Sílvia Pérez Cruz