18

Viernes, 7 de noviembre de 2003

18

17

Jueves, 6 de noviembre de 2003

17

Cuentos chinos

Miércoles, 5 de noviembre de 2003

Por la calle me encuentro a una mujer que asegura "divertirse como una china" cuando ve el programa. Una mujer arreglada, como de la zona alta. Me pregunto como se divertirán las chinas. No creo que la televidente fuera por aquí, pero no puedo evitar pensarlo. "Rollo Tigre y Dragón" que diría Corbacho.

Un crítico de televisión se cuestiona en un programa de radio, si las llamadas que pasamos al final del programa eran de verdad o estaban pactadas. ¡Qué listos son los críticos! Si las pactas pierden la gracia, pierden la verdad y el posible juego. Siempre hemos trabajado así. Cuando decimos una cosa, la hacemos y si no la decimos, no la hacemos.
Escucho un recopilatorio de Pecos y me emociono. Nuevos arreglos y colaboraciones de lujo. A falta de nuevos grupos buenos, viva la nostalgia. Algunos datos musicales más: Bebo Valdés no para de sacar discos, Carlos Goñi de Revólver es bastante alto, imprescindible el nuevo trabajo de Van Morrison. Ahora que li pienso, no he visto ni un solo día Operación Triunfo.

El príncipe y la periodista

Domingo, 2 de noviembre de 2003

El príncipe dice que se casa con una periodista. Bueno, no lo dice él. Lo ha comunicado la Casa Real, o sea, realmente, su casa. Por este lado no hay duda. Aso lo han hablado.

Primer detalle: Urdazi tenía la noticia al lado y no se había dado cuenta. Segundo: alguien ha dicho en las últimas y precipitadas horas: "Es la noticia más importante del año". No hay duda que las primicias en domingo sientan mal. ¿Alguien, con conocimiento, puede decir que este año de la guerra y el "chapapote", pasará a la historia por el anuncio de boda? La boda del príncipe rejuvenecerá los monárquicos y llenará las revistas del corazón (que ya estaban rastreando las últimas capas de porquería).

Por último, recordar que el martes hay programa.

¡No hay dolor!

Viernes, 31 de octubre de 2003

Hay un cierto paralelismo entre unas elecciones e "ir al dentista". En las dos situaciones, da mucha pereza, un poco de miedo y acabas con la boca abierta. Por no hablar del dolor. Los médicos arrancan muelas, los políticos arrancan votos. Y sin anestesia. "Ahora, ya no hacemos daño", me informa Óscar, mi dentista/amigo. Tiene razón.

No puedo decir lo mismo de los políticos. Hace tiempo que no hablo con ninguno de ellos. De momento ya hace días o semanas o meses que nos están dejando la cabeza como un bombo. Las elecciones empezaron al día siguiente de la última victoria de Pujol. La campaña más larga de la historia, por mucho que insistan en colgar el primer cartel. A mi, sobretodo, me hacen mucha gracia. Hombres y mujeres encorbatados, sudados, sonriendo arriba y abajo, diciendo muchas (¿demasiadas?) cosas y prometiéndolo todo.