Un día largo y bueno

Martes, 25 de mayo de 2004

Hoy me he levantado a les ocho de la mañana. Primera noticia. Segunda: hemos presentado el programa "Una altra cosa" en el certamen INPUT de televisiones públicas de todo el mundo, que este año se celebra en Barcelona. Me marcho con una reconfortante sensación de que el humor no tiene fronteras. Creo que a la gente le ha gustado. Ya en la tele, grabamos el "Pasqual", preparamos el programa de la noche y lo hacemos. Hablemos claro: un programazo. No lo digo porque sea más o menos bueno sino porque creo que no se puede dar más contenido durante los minutos que dura la locura televisada. Ni más amor por el medio y más pasión con el objetivo de hacer reír. La Milà, el Rey, el Reyerta y el Olivetti por Madrid (parecían Tip y Coll), un gallo, un musical, un Millán como en los buenos tiempos, un Corbacho desfasado, Antonio Orozco... Felicito al equipo.

Me informan que nos han dado el premio de Televisión del festival de comedia de Peñíscola. Llego a casa a las dos y media. Creo que me he ganado el sueldo pero ahora (y lo digo en serio) no recuerdo cuánto gano. Por eso le he preguntado a la Milà: ¿Tú trabajas por dinero?

26

Sábado, 22 de mayo de 2004

26

25

Domingo, 16 de mayo de 2004

25

Éxito y felicidad

Jueves, 13 de mayo de 2004

Da gusto encontrarse con gente sana y "artista". Personas que disfrutan lo que hacen y hacen que todo sea fácil, divertido y agradable.

Es el caso de Carlinhos Brown que el sábado desfila por Barcelona. El martes, después de su paso por UNA ALTRA COSA, pensé que es un tío cojonudo. Son muchos los que me lo han confirmado después. "Qué tío más bueno, ¿no?", eso quiere decir que su gracia traspasó la pantalla y que tiene el éxito que se merece. Hay pocos así.

La cosa de los premios

Lunes, 3 de mayo de 2004

Confirmado: los premios son un rollo, una incomodidad, una competición innecesaria, una fuente de nerviosismo totalmente evitable y muchas cosas más. El viernes estuvimos en los Premios que daba la Academia de la Televisión en el Fòrum, todavía precintado, y se me ocurren muchas cosas mejores para hacer un viernes por la noche. Resulta que los académicos -la mayoría de Madrid- dijeron que nuestro programa era el mejor autonómico y Lorena Berdún la mejor comunicadora. Muy bien.

A mi me pareció que, primero: esta academia necesita una buena sacudida para que gane legitimidad. Segundo: el Fòrum es una fiesta Mayor en unos edificios muy grandes. Y tercero: la gala fue la metáfora que explica el momento actual de nuestra profesión.