La 'garantía Fernández'

Jueves, 1 de febrero de 2018

Es una garantía.
Sabes, perfectamente, que David Fernández te dará un buen espectáculo cada vez que pisa un plató. Ya sea con el indescriptible Chiki Chiki o con cualquiera de los cientos de personajes que brotan de esa mente y ese cuerpo especialmente dotados para la comedia.

David es un clown televisivo. Y la risa empieza en los ensayos. Cada visita suya es una alegría para el equipo y para los espectadores. Le conozco y trabajo con él desde hace más de una década y siempre, siempre me sorprende, me supera y me divierte. David no falla. Vive para buscar la risa y nos hace más felices a todos. Eurovisión solo fue la punta del iceberg. Gracias compañero.

David Fernández

Personas que abren puertas de mi camerino

Martes, 30 de enero de 2018

Vinieron primero uno y después el otro. Alberto, de producción en 'Late Motiv' con una camiseta de la Nasa y una gorra con un burro. Bien. Luego Bob, el subdirector, con una camiseta larga y el símbolo del dólar. Pensé que todo respondía a un plan pero no.

Todo el mundo viste como le da la gana y yo, desde el sillón de mi camerino, asisto a ese abrir y cerrar de puerta como el que asiste a un desfile privado de moda. Moda urbana, casual, iconográfica o qué sé yo. Y yo con traje oscuro...

Alberto
Bob

San Chiquito

Lunes, 13 de noviembre de 2017

Chiquito que estás en los cielos (después de los dolores).

San Chiquito

Moneda propia

Martes, 7 de noviembre de 2017

Proyecto para emitir moneda propia solo en el programa Late Motiv. Billete de 1000 nadas.

100 nadas

La gran Concha

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

Concha siempre nos regala grandes noches de televisión. Eso está asegurado. La empatía con el público de la actriz no soporta ninguna comparación: es sencillamente la mejor. La invitada soñada.

Está llegando a los ochenta pero es la más joven. Sigue enamorada de su oficio, del público, de "la vida" como ella misma asegura con su simpatía sincera que nos desarma a todos. Nos gana. Las entrevistas con Concha Velasco siempre, siempre se quedan cortas. Solo podemos agradecerle, una vez más, que pese al ajetreo que lleva, siempre encuentre un hueco para venir a vernos, para recordarnos que podemos ser mejores.

Concha Velasco