Perder la cabeza
de tanto pensar

Miércoles, 18 de julio de 2012

Parece un hombre sin cabeza, pero es un hombre que piensa. O quizás ha dejado de hacerlo después de darle tantas vueltas a las cosas, a las mismas cosas de siempre, de las que un 90% escapan a nuestro control.

Los bancos han dejado de ser esos sitios donde nos daban duros a cuatro pesetas y creíamos financiar nuestra felicidad. Ahora son sitios vacíos donde sentar nuestro silencio y pensar nuestro próximo paso. Decía Emili Teixidor que la felicidad reside, también, en ignorar todo lo que no nos gusta y nos perjudica. Quizás si lo aplicáramos más, nos sentaríamos menos en los bancos.

"Fotodiario" en El Periódico

Perder la cabeza

Reyes de nada,
bufones si nos dejan

Martes, 10 de julio de 2012

Estuvimos en el circo para rodar un reportaje. Por entonces teníamos programa. La escena es un clásico que funciona muy bien para el público infantil. Hablamos de payasos, claro. Hay un payaso serio que intenta engatusar a otro y este otro a un tercero. "Yo te proclamo reina de las abejas", decía en un momento dado. Y le ponía una capa y una corona reparada con cinta aislante de color negro. Carreras, caídas, risas y toda la dignidad del circo que revivimos por dentro. No somos reyes de nada. Acaso bufones a la menor ocasión. Es más divertido.

"Fotodiario" en El Periódico

Reyes de nada, bufones si nos dejan

El retroceso

Martes, 3 de julio de 2012

Este hombre duerme como puede en la entrada de una antigua tienda de moda, en la céntrica calle Caspe de Barcelona.

Pasé muchos años de mi vida delante de esta tienda, camino de la radio donde me formé, donde disfruté, donde soñé... Era una tienda elegante, "fina", con maniquíes desafiantes en el aparador que te enseñaban como se tenía que encarar el día a día. Un poco cara también...

Ahora todo esto ha desparecido y esta foto es una maldita metáfora del retroceso y de la degradación. La crisis tumbó el negocio, la elegancia se fue por la puerta y en esta misma puerta se instaló la necesidad y el abandono. Hacer la foto me costó, como siempre. Si sirve para remover alguna conciencia valdrá la pena toda la tristeza que me provocó.

"Fotodiario" en El Periódico

Retroceder

El niño se ha hecho mayor

Miércoles, 20 de junio de 2012

Nos hacemos mayores, cambia nuestro aspecto y lo que en una época fue un bonito retrato que contemplábamos con ternura, ahora es un trasto que molesta. Hay una cierta mala fe en esta imagen, en la disposición del retrato, en el contenedor...

Quizás no hacía falta colocarlo boca abajo con el marco incluido, así, a la vista de todos... Parece una declaración de principios, una disputa familiar, una crisis galopante de valores que acabó con parte de la historia común en la basura. Quise recuperarlo o "salvarlo", pero no pude y eso me desanimó. ¡Estaba metido a presión! ¡Atrapado! Sudé lo mío, apreté fuerte, per no salía... Seguí mi camino, pero volví por otro lado para no encontrarme de nuevo con aquel recuerdo del que todos renegaban.

"Fotodiario" en El Periódico

El niño se ha hecho mayor

Colaborar

Lunes, 11 de junio de 2012

Nunca había visto la naturaleza en todo su esplendor, ni la vida salvaje en libertad. Todo era nuevo para mí, un descubrimiento permanente. Decidí no tomar demasiadas fotografías para, así, empaparme de todo aquello. Pero no lo cumplí. ¿Cómo podía dejar de practicar una de mis aficiones en el lugar más apasionante posible?

No voy a aburrirles. Solo les diré que, si pueden, vivan esa experiencia. Todo son detalles de belleza, de sentido común, de sabiduría... Las cebras, por ejemplo, son animales muy solidarios entre ellos. Conocen sus limitaciones y se apoyan. Suelen colocarse de dos en dos, cada una mirando en una dirección. De esta manera cubren 360 grados de visión y pueden detectar el peligro mucho mejor. La moraleja está tan clara que no hace falta ni escribirla.

"Fotodiario" en El Periódico

Zebras