Póster

Miércoles, 1 de agosto de 2012

He pensado este póster.

Poster Rajoy

Deporte de riesgo

Miércoles, 25 de julio de 2012

La cosa se está poniendo cada día más oscura, y con esto no descubro nada. Muchas de las cosas que ayer creíamos no necesitar hoy pueden significar un sueldo. O algo parecido. Ahí está el cartón como símbolo supremo del buscarse la vida. Claro que también supone un riesgo.

El hombre (del que solo vemos la mitad) que escarba en el contenedor del ayuntamiento me heló el corazón por unos segundos. ¿Era un hombre o un maniquí? Hasta que no vi que movía las piernas no me quedé tranquilo. Esto sí que es riesgo, aunque me temo que no tiene nada de deporte. Me pregunto qué grado de interés tendrá este señor por estos Juegos Olímpicos que "paralizan el planeta". Diría que el interés es bajo, por no decir nulo.

"Fotodiario" en El Periódico

Deporte de riesgo

Perder la cabeza
de tanto pensar

Miércoles, 18 de julio de 2012

Parece un hombre sin cabeza, pero es un hombre que piensa. O quizás ha dejado de hacerlo después de darle tantas vueltas a las cosas, a las mismas cosas de siempre, de las que un 90% escapan a nuestro control.

Los bancos han dejado de ser esos sitios donde nos daban duros a cuatro pesetas y creíamos financiar nuestra felicidad. Ahora son sitios vacíos donde sentar nuestro silencio y pensar nuestro próximo paso. Decía Emili Teixidor que la felicidad reside, también, en ignorar todo lo que no nos gusta y nos perjudica. Quizás si lo aplicáramos más, nos sentaríamos menos en los bancos.

"Fotodiario" en El Periódico

Perder la cabeza

El niño se ha hecho mayor

Miércoles, 20 de junio de 2012

Nos hacemos mayores, cambia nuestro aspecto y lo que en una época fue un bonito retrato que contemplábamos con ternura, ahora es un trasto que molesta. Hay una cierta mala fe en esta imagen, en la disposición del retrato, en el contenedor...

Quizás no hacía falta colocarlo boca abajo con el marco incluido, así, a la vista de todos... Parece una declaración de principios, una disputa familiar, una crisis galopante de valores que acabó con parte de la historia común en la basura. Quise recuperarlo o "salvarlo", pero no pude y eso me desanimó. ¡Estaba metido a presión! ¡Atrapado! Sudé lo mío, apreté fuerte, per no salía... Seguí mi camino, pero volví por otro lado para no encontrarme de nuevo con aquel recuerdo del que todos renegaban.

"Fotodiario" en El Periódico

El niño se ha hecho mayor

Demasiadas cosas en la cabeza

Jueves, 24 de mayo de 2012

Casualidad fatal: anoche hablaba con mis mejores amigos sobre la incapacidad de acumular tantos datos en nuestras cabezas de casi cincuenta años. "La mía está a tope, ya no me cabe nada más, se me olvidan las cosas", decía uno. Otro añadía: "Cada vez que debo entender algo nuevo, sé que esto empujará algo antiguo y que lo olvidaré". Cabezas como discos duros hasta el límite, con el ventilador en marcha para que no estallen del recalentamiento. Así está la mía, la de muchos.

Esto es una gran olla a presión. Y van y me escriben de Interviú: que voy tarde. ¡Joder, se me olvidaba! Claro, normal. Tengo la cabeza como una bandada de miles de golondrinas enloquecidas. Primas de riesgo, crisis, indignados, recortes, bancos, créditos, urgencias, mi programa que se acaba, ¡malditas audiencias!, ¿qué quiere la gente?, ¿seré yo?, ¿quién soy?, ¿alguien sabe quién es de verdad?, ¿nos estamos "estupidizando"?, ¿tendrá razón Vargas Llosa en su último ensayo?, más crisis, titulares apocalípticos, primeros incendios de primavera, vacaciones sin ganas, muchos sin vacaciones, golondrinas, golondrinas, golondrinas... ¿Por qué las veo oscuras?, ¿tendría razón Bécquer? ¿Hubo algún tiempo bueno para la lírica?

"El Berenjenal" en Interviú.