New York Times

Lunes, 25 de febrero de 2008

Ayer debuté como ilustrador en el New York Times. ¡A lo grande! Gracias al apoyo de Mikel Urmeneta y de su/mi amigo Guillermo Nagore, entré en contacto con el diario más importante del mundo, hace un año. Cogí un taxi y dije: "¡Al New York Times!". Guapo, ¿no?. El taxista rompió la magia y me pidió la dirección exacta. Me recibieron, me dedicaron unos minutos y les enseñé mi trabajo. No me conocían de nada. !Bien! Luego, Guillermo me anunció que igual me pedía algo. También me preguntó: "¿Por qué lo haces?", mientras tomábamos un café en un edifició que daba vueltas, cerca de Times Square. "Es muy fácil. Me divierte".
1st drawing Entregué mi trabajo la semana pasada en plena vorágine de BFN. Cuándo llegaba a casa tras el programa, en New York eran las cinco de la tarde. Primero unas muestras, luego unas propuestas y el definitivo (tras su aprobación), con sus retoques. Como diría Manquiña en Airbag : "¡Que profesionales!". El dibujito, se ha publicado en la página de las cartas de los lectores, a partir de una crónica que alertaba sobre el aumento de los suicidios en la gente de mediana edad. El tema no es la alegría de la huerta, lo sé. Lo más importante es que mi pasión por los dibujitos ha recibido un buen apoyo y lo quería compartir con vosotros.

Salir del armario...

Lunes, 17 de diciembre de 2007

..."artístico".
Así es como me siento, después de la inauguración de mi primera exposición junto al inefable Mikel Urmeneta. Otro sueño hecho realidad. Quien me iba a decir que después de tantos años de pintar en la intimidad y para los amigos, podría salir del armario y mostrar (con rubor, por supuesto) algo de lo que me pasa por la cabeza y por los pinceles. La verdad es que el proyecto vale la pena y justifica éste paso. Era el momento. Hell and Heaven, transmite fuerza y buen rollo. La que nos dieron todos los que acudieron el viernes a la sala Espai 2nou2, en Consell de Cent de Barcelona. "¡Qué buen ambiente hay aquí! La gente está feliz", me dijo Karlos Arguiñano. Pues, sí. Todo amigos. Sin ningún tipo de presión.

Hell and Heaven
Luego nos fuimos a cenar a un sitio donde no se podía fumar y fumamos. Más tarde acabamos en otro donde no se podía hablar, ni respirar, pero bebimos y reímos. De alguna manera, aquella era nuestra cena de empresa. La ciudad era un hormiguero de gente con prisa a las dos de la mañana. Prisa por celebrar que se van de vacaciones junto a los compañeros de trabajo. Para algunos, el cielo. Para otros, el infierno. Como siempre, todo depende de uno mismo.

Nota: mi agradecimiento para los que se pasaron un ratito y quizás no pude atender y, sobretodo para
Silvia y Rosa. Sin ellas, hubiera sido imposible.

Hell-Heaven

Martes, 4 de septiembre de 2007

Así se llama el proyecto que tenemos entre manos, Mikel Urmeneta y un servidor. Infierno y cielo. Sin especificar dónde está cada uno de esos lugares inventados que, seguramente, sólo viven en nuestra mente. Quizás ni eso. Hell-Heaven es un juego, una diversión. Nos propusimos quedar en Nueva York y dibujar un mural en un papel enorme de siete metros de largo. Lo hicimos. Quedamos en Semana Santa y lo hicimos. Nació una técnica parecida al jazz, dónde uno se complementa con el otro y viceversa. Una de las cosas más emocionantes que he hecho en mi vida. La noche antes, no podía dormir.

Con Mikel por Formentera
Visto el resultado, le propuse a Mikel volvernos a encontrar en Formentera y completar la dualidad "Hell-Heaven". También lo hemos hecho. Ha quedado precioso. Creo que cada mural refleja el espíritu del lugar, nuestro estado de ánimo y más cosas que se me escapan pero que están ahí, entre los colores, los dibujos y las palabras. Tinta, pintura acrílica, acuarela... lo que sea. Creo que tenemos algo muy bonito entre manos. Hay una galería de Barcelona interesada y quizás podamos pasar las barrera del pudor y enseñar lo que hemos parido.

Charlie Lonnegan se encarga de inmortalizarlo en video y Mia Font de que rule por la red. Hell-Heaven es como un pequeño monstruo dormido a punto de ponerse de pie y empezar a andar. Es un placer indescriptible, hacer lo que te pasa por la cabeza, sin dar explicaciones a nadie. Hacerlo porque sí. Porque lo llevas dentro y porque te divierte. Más noticias próximamente.

Mi pasión por el dibujo, va en aumento. Ya está colgada www.andreuwings.com. Es mi modesta presentación en sociedad.

Dibujar es hablar sin saber lo que vas a decir. Un lenguaje nuevo y subjetivo. Llevo mucho tiempo acumulando trabajos y ahora ha llegado el momento de abrir la carpeta.