Lo de volver

Viernes, 29 de agosto de 2008

Nunca creí que algo que suena negativo, podría ser positivo. Me he pasado el verano escuchando: "Vuelve rápido que tú sobrino Berto te va a quitar el sitio".

Esto significa que todo va bien. Mejor de lo previsto. Berto (y todo el equipo que se ha quedado en verano en Buenafuente), han dado una lección de curro, de mantener el nivel y de profesionalidad). Ya sabía que iba a ser así, pero confirmarlo ha sido emocionante y gratificante. Sólo hay que pasarse por el plató o poner la tele para comprobarlo. Tengo la impresión que Berto es lo único decente que se ha visto en la tele este verano, aparte de las Olimpiadas que ya "vienen hechas de China".
Lo de volver La maquinaria de la quinta temporada, ya está en marcha. Ya estamos trabajando y disfrutando. Tengo muchas ganas de volver para seguir recogiendo los frutos de tantas noches. ¡Algo hemos aprendido! Prometo que seguirá lo mejor y continuaremos arriesgando y probando. Creciendo, en definitiva. Todo lo que nos guste, servirá para seguir navegando por las madrugadas.

Algunos datos: en septiembre cumpliremos el programa quinientos, en noviembre el monólogo mil de mi carrera televisiva y en enero los cinco años. Sólo son cifras, vale, pero hablan de perseverancia, de mucho esfuerzo y muchas risas. Y lo mejor es que no nos hemos cansado. Queda mucha noche por delante.

Berto: prepárate que voy. Y no hará falta que me traigas cafés. He visto un tipo nuevo en la redacción que estará encantado. ¿Quieres que le pida dos? ¿Uno para ti y otro para mí?

Europeo de pelotas

Miércoles, 11 de junio de 2008

Corbacho tendría que ser seleccionador. Ya verías como corrían los jugadores. No gano pa sustos. Abro un dominical y me lo veo en un jacuzzi a punto de sacar un fuera de banda. Fíjense como mira a los ojos.
Jose Corbacho Corbacho (y Cruz) están preparando la serie "Pelotas", nuestra próxima producción de ficción. Estoy convencido que nadie mejor que ellos para contar los avatares de un equipo de segunda regional. Eso sí que es fútbol en estado puro. Campos de tierra, barrigas, cervecita después del partido y luego, todos a casa a ver la Eurocopa.

Relevo

Martes, 10 de junio de 2008

El señor Francesc Xavier Roca ("Xevi" Roca), natural de Besalú, abandonó el pasado jueves su cargo de subdirector de Buenafuente, programa en el que ha permanecido desde su fundación hace... hace... un montón de tiempo.
Con Xavi Roca En una íntima y entrañable ceremonia, dónde Andreu aparece tocado con una gorra típica serbia, Roca fue obsequiado con una botella magnum de vino que, en su día, fue regalada al programa por el famoso Pocholo.

El joven guionista no realizó ningún discurso, ni nada, porque sigue en El Terrat en el área de contenidos, en nuestras confortables oficinas de la calle Dénia de Barcelona. Él ya quería, ya, pero Andreu le dijo: "A ver si ahora que te vas tan bien, la vas a cagar". Roca ha pasado por todos los escalafones posibles del programa, hasta culminar su carrera, gestionando parte del fenómeno Chiki-chiki, por lo que no se descarta que también tenga un Ferrari o dos.

Veremos qué hace a partir de ahora. Nunca mejor dicho. Lo bueno es que va a trabajar porque le gusta, no porque lo necesite.

Cara resultante

Viernes, 6 de junio de 2008

Suma Las caras de las personas se pueden sumar. (El mejor, haciéndolo, es Xen Subirats de EL TERRAT). Bueno pues si coges mi cara y le sumas la de mi amigo y socio Xavi Cassadó, el resultante sería el muchacho que mandó su careto a la sección "Somos clavados". Estoy pensando en cambiar el nombre y poner "Somos sumandos".

Ya hemos ganado (y perreado)

Viernes, 23 de mayo de 2008


Pase lo que pase el sábado, Rodolfo ya ha ganado. La broma ha tocado su "cielo" particular sorteando todos los obstáculos, infiltrándose en el sistema y -sobretodo- aupada por la gente que ha querido jugar con el tema. La fuerza de internet ha quedado patente. No hay otra lectura.

Estoy superorgulloso del trabajo realizado. No se trata únicamente del hombre del tupé con su guitarra de plástico que es un crack y ya lo sabíamos. Se han cooordinado decenas de profesionales para llevar a cabo la gamberrada. Productores, maquilladoras, vestuario, márketing, prensa, operadores de cámara, redactores, webmasters y muchos más que me dejo. A todos ellos, muchas gracias. Como esas bailarinas, y sus horas y horas de ensayo, intentado ensamblar un gag, en un festival de proporciones gigantescas. Te gustará más o menos, pero es muy grande y había que dar la talla. Esto lo hacen actores sin experiencia y no pasamos del puente aéreo.

Me decían desde Belgrado: "Somos la alegría del festival". ¡Bien! Se trataba de eso. De reírnos y generar buen rollo. Hay que pedir disculpas por si hemos ofendido a alguien. Como dice Corbacho: "Es mejor pedir disculpas, que pedir permiso". También nos hemos reído con las lecturas malintencionadas de los que no han querido ver la broma y sólo han hurgado en sus escándalos inventados.

En un país avanzado -con un mundo del espectáculo bregado, ágil y sano-, lo del chiki sería habitual. Es un fenómeno, pues a saco con él. Se estaría preparando una película y un musical. Aquí, no. Aquí hay telepredicadores seniles que quieren ver lo que no hay (con mala fe) y diarios que pretenden ganar un Pulitzer, porque no se les ocurrió a ellos. Da lastimita. ¡Qué mala es la envidia! Yo, cuando algo me gusta y me sorprende, no pienso "si no se me ha ocurrido a mí, es que ellos lo han hecho mal". Yo, no. Me relajo, lo disfruto y aprieto los puños par seguir trabajando y mejorando.

De todas formas, nada podrá aguarnos la fiesta. Para unos gamberros como nosotros, lo de Belgrado es muy grande y así lo vamos a vivir. Como esa gente (¡muchísima!) que se pondrá delante de la tele para disfrutar con una complicidad y un buen rollo que nos emociona. Trabajamos para esto. Para liarla. Para subvertir lo establecido, para romper y rasgar la seriedad de un mundo previsible y gris que, un tío con dudoso acento argentino, ha agitado durante unas semanas inolvidables. Me siento orgulloso de pertenecer a EL TERRAT y haber llegado hasta aquí. Y que quede claro que no vamos a detenernos. Lo mejor está por venir y no sabemos por donde. Eso es lo guapo. Perrea!!!!!!!!