El mundo del espectáculo

Miércoles, 22 de marzo de 2017

Esperar también forma parte del mundo del espectáculo. Esperar en sitios infames que el dueño del teatro (donde se hace el espectáculo) no ha visitado en su vida y que dan una idea de lo que les importamos. Luego sales al escenario y te olvidas. O no.

Sitios infames

La naturaleza

Domingo, 26 de mayo de 2013

Como un espectáculo inigualable.

La cuestión es no parar

Jueves, 29 de septiembre de 2011

Nueva York, mala ciudad para descansar, buena ciudad para empaparse de todo y coger en un par de días su ritmo endiablado. Eso me gusta. Es curioso como puedo ver más cosas aquí en unas semanas, que todo un año en Barcelona.

Una de las sorpresas ha sido el descubrimiento de Israel Galván, un bailarín de flamenco que rompe todo los esquemas, los reinventa, te atrapa.


Por ahí andaban los Gomaespuma con su nuevo proyecto televisivo. Luego me confabulé de nuevo con mi amigo y cómplice pictórico Mikel Urmeneta. ¡Qué gozada! Solo puedo decir que nos reunimos para pintar en una antigua sinagoga, propiedad de un español y que el tema que escogimos fue "la crisis en España". Muy pronto, más noticias.

Las ideas y las ganas atraen a la gente. Rocío, una andaluza que estudia documentales en Los Angeles, junto a Dario y Nico rodaron toda la jornada. Al día siguiente, contacté con Jordi Graupera por recomendación de Jordi Évole. Gran conversador y muy bien "amueblado", que colabora con La Vanguardia y Rac 1, mientras acaba su doctorado de filosofía. Hablamos de España, de Europa, con la libertad y la perspectiva que da la distancia.

La agenda va cargada. "Billy Elliot el musical", me pareció billante, aunque nunca me acabé de "creer" los musicales. Y, mientras tanto, conectado a Twitter, descubriendo el 15M americano en Wall Street (ya empiezan a concentrarse los jóvenes) y disfrutando del hervidero neoyorquino que se aleja del verano para ir entrando en el frío otoño. Aunque aquí, lo único frío que hay es el clima.

La cuestión es no parar

Goyas: placer, dolor, orgullo y comedia

Lunes, 14 de febrero de 2011

Cinco minutos antes del inicio de la Gala podía notar como toda la electricidad del país (expectativas, polémicas, protestas, ganas de espectáculo y demás "tensores") se concentraban en un solo punto: el Teatro Real. Y en una sola persona: un servidor.

Estaba atado a unos cables que debían alzarme quince metros, me sudaban las manos. Ahí pensé: "esto me pilla sin experiencia, me desmayo y bajo como un jamón curado". Pero tiramos adelante. ¿Por qué? Porque nos gusta sufrir y gozar a partes iguales. Dedicarse al mundo del espectáculo es exactamente eso.

Este año, la Gala ha sido muy complicada y, encima, me marqué retos personales como más interpretación en el vídeo de entrada y pruebas físicas bastante acongojantes. No hubiera podido hacer nada de esto sin la ayuda de mi equipo. Ellos son un ochenta por ciento del éxito. SIN DUDA ALGUNA. Rosa, Pep, Eva, Catou, Júlia, los chicos de Acciat (los que me hicieron volar), el equipo de rodaje de Madrid, el equipo de guión de BFN, José Luís Rodelas, el mago de las luces, Toni Garrido en la narración y muchos que me olvido. Era impresicindible para mi, contar con su trabajo, su talento y su apoyo para navegar con el transatlántico de los Goya. Gracias, de corazón.

Hoy estoy orgulloso por pertenecer al gremio de la comedia, gracias al cual he podido aterrizar (nunca mejor dicho) en un mundo tan apasionado y complicado como el del cine español. Las polémicas pasarán, las leyes se retocarán, los presidentes se sucederán, pero nuestra vivencia no nos la va a quitar nadie. No sé tanto de cine como para decir si los premios son merecidos.

No sé de leyes, aunque intuyo que la Ley Sinde va a seguir dando que hablar. Solo sé un poco de comedia y espectáculo y puedo decir que, anoche, me sentí un afortunado. Por lo que viví, por lo que preparamos y por cómo lo recibió la audiencia. Y, ahora, me voy a hacer el programa que tengo muchas ganas de reencontrarme con mi familia. ¡El show continúa!

Goyas: placer, dolor, orgullo y comedia

Messi... as

Miércoles, 7 de abril de 2010

Leo Messi
Me emocionan los genios. Me hacen sentir bien. Messi es uno de los escogidos y no para de regalarnos placer. Y lo mejor es como lo hace: con una sonrisa, como los niños cuando juegan en el patio del cole. Parece tan fácil... Es el mejor del mundo. Ya tengo ganas de que llegue el sábado. Gracias Leo.