Rubianes, el hombre libre

Lunes, 2 de marzo de 2009

Pepe Rubianes Tal como está el mundo en estos momentos (hecho una mierda), no podemos permitirnos que Pepe Rubianes se haya marchado. Pero habrá que hacerse a la maldita idea de su desaparición porque la vida es un mal guión en el que, al final, te mueres. Todos los que queremos y seguimos a Rubianes, estamos desorientados, tristes y nos resistimos a hablar en pasado. Personalmente, voy a pensar que se ha ido a uno de sus innumerables viajes, -posiblemente África- y que cuando vuelva, nos comeremos un arrocito en su Barceloneta y luego daremos un paseo y me preguntará si tengo novia y si todavía tengo programa. Recordaré toda la vida un paseo nocturno de más de dos horas "perecemos maricones nene", en el que aprendí más que en cuatro años de carrera que, por otro lado, no tengo.

No quiero pensar en un Rubianes ausente, porque la huella que ha dejado en todos nosotros es de tal dimensión que siempre, repito, siempre estará presente en nuestra vida, en nuestros recuerdos, en mi oficio, en algunos de mis gestos, en unos cuantos cabreos contra los intransigentes de turno y en mil detalles más que están ahí o irán apareciendo.
Pepe era, sobretodo, un hombre libre. El más libre que he conocido jamás. Pensaba y decía lo que le daba la gana. Vivió la posguerra y la democracia, era culto y sensible, así que veía venir a los gilipollas de turno, una hora antes. Todo eso, mezclado con su propia vida y una observación ácida y crítica del mundo, era la materia de la que estaba hecho su teatro: genialmente autobiográfico.

Tenía unos cuantos amigos y miles de seguidores. Al primer grupo nos cuidaba como un hermano mayor. Al segundo grupo, les daba lo mejor. Su sonrisa de jocker, sus subidas de tono, su afilada puntería contra el facherío y las imposturas de una sociedad demasiada preocupada por el que dirán. A Pepe le importaba un huevo lo que dijesen, porque cuando la gente decía chorradas, él ya no estaba. "Cuando no hablo yo me aburro", solía bromear. Tenía razón y tenía motivos.
Lo primero que he pensado es que hay que dignificar su memoria. Vale ya del asunto de Tv3 y su crítica a la unidad de España. El que resuma su carrera con ese episodio es un simplista. Además, Pepe reconoció su salida de tono pero dijo lo que muchos pensamos: que ya está bien de que den lecciones los más sospechosos del pueblo. Que la gente es libre para pensar, sentir, reír, follar, beber, fumar y volver a empezar si quiere. Que los valores de uno mismo se demuestran en privado y que, al final, solo quedan los buenos momentos.

Pepe, con su herencia de risas, nos ha hecho millonarios. No es dinero. Es mejor. Se trata de la comedia en estado puro que hoy despide al maestro. Esperemos estar a tu altura Pepe. Y llama cuando llegues, deja de fumar y guárdame un asiento a tu lado. Yo quiero ver el juicio final contigo, partiéndome el culo.

Apuntes

Lunes, 19 de mayo de 2008

¿Por qué no hacen una clasificación ATP de tenis sobre tierra y otra para pistas rápidas? Nadal mejor en una y Federer en la otra. Y ya está.

Quizás Telma Ortiz y sus abogados no plantearon bien la protección de su intimidad, proponiendo el veto a los medios. Pero el problema sigue ahí. La cuestión es puramente ética y está en el tejado del periodismo o lo que quede de él. ¿A quién le interesa si Telma sale a comprar? A ellos que venden los reportajes. Lo de "personaje público" es una trampa en la que muchos perdemos la intimidad y otros ganan la pasta. Eso es lo que tiene que atajar la justicia.

Hablo con Pepe Rubianes. Está bien y me alegro. Sigue su tratamiento como un jabato. Todo irá bien.

Se acabó la liga ¡por fin! El modelo del Barça se desmorona. Cuando uno (Laporta) ve enemigos por todas partes, es que algo va mal. ¿Qué se creía? ¿Que presidir el Barça era sólo administrar euforia, sentimientos nacionalistas y triunfalismo? El Barça pertenece a la vida real y tiene problemas reales y unos socios que quieren saber que su presidente es cercano. Menos ver fantasmas y más estar a la altura de lo que se espera de él. (Lo de Ronaldinho me tiene flipado. ¿Cómo puede destruirse una leyenda así? ¿De verdad que no tenía nadie cerca con dos dedos de frente?)

Carrusel Deportivo de la SER es el programa más divertido y fresco de la radio. Su director Paco González y el animador Pepe Domingo Castaño, hacen la radio más festiva e interesante. Les escucho aunque no me importen los resultados.

¡Qué bueno el termino "desaceleración acelerada" de la economía, que ha patentado Solbes! Todo por no decir "crisis del copón".

Noticias desde Belgrado: toda Europa al corriente del fenómeno Chiki-chiki. Son la alegría del festival. Conceden cientos de entrevistas y no pueden dar un paso. Qué frío el apoyo de los medios españoles a los que les da rabia que el fenómeno surgiera en laSexta. Rabia o envidia, dile como quieras. Berto ya está en Belgrado. A ver qué me cuenta. Tenemos que ir nosotros allí, para saber exactamente lo que está pasando. Yo iré el viernes y el sábado emitiremos en directo un programa especial.
Mikel con Michael Stipe Una foto "robada" a Mikel de su weblog. Con Michael Stipe de REM. No me saco el sombrero porque no llevo. Ojo con la cara del cantante de REM.

Ponte bien Pepe

Martes, 22 de abril de 2008

Como tú dirías en tus espectáculos: "Me cago en el cáncer y la puta madre que lo parió". Amigo Pepe, haz el favor de ponerte bien en seis meses (o menos) y volver a los escenarios o a dónde te dé la gana.
La sonrisa etíopeTodos los que te queremos y te admiramos te vamos a mandar la energía necesaria para vencer la enfermedad. Estoy convencido de que lo vamos a conseguir. Eres un referente como la copa de un pino, así que ni se te ocurra desaparecer del mapa. Mi cariño y mi rabia (por el maldito destino) están contigo. Como siempre.

Las fotos del Linares

Jueves, 31 de enero de 2008

Uno de las cámaras del programa "Buenafuente", nos ha sorprendido a todos con su habilidad para los retratos. Se llama Josep Maria Linares. Un hombre grande (en todos los sentidos) y silencioso que coge, te hace una foto, luego se sumerge en su ordenador y saca estas joyas. Estamos todos alucinados. Parecen cuadros de Velázquez. El día que vino Pepe Rubianes, nos hizo ésta que quiero compartir con vosotros. ¿Guapa, no?

Andreu y Pepe (Josep Ma. Linares) (Andreu Buenafuente y Pepe Rubianes por Josep Maria Linares)

La fotografía es una de las artes que mejor aguanta el paso del tiempo y los saltos tecnológicos. El pasado viernes pude compartir una charla con el maestro Joan Fontcuberta y volvieron a apasionarme la historia, los secretos y las leyendas de la fotografía. Cuanto más sabes, más te gusta.

Y lo que son las cosas, unas horas después, El Periódico de Catalunya, se marcaba una exclusiva con el New York Times, publicando las nuevas fotos encontradas en México de Frank Capa. Un verdadero tesoro. De repente, vuelven las caras y las tragedias de la Guerra Civil, en los miles de negativos hasta ahora escondidos. Es pura magia.
Yo sigo enloqueciendo con el tema y ahora, me he comprado un trasto que es más grande que yo. Hay que seguir capturando, buscando la foto perfecta o, quizás, un simple gesto o un detalle o una cara que quedarán congelados para siempre.

Enamorado de la Barceloneta

Lunes, 1 de octubre de 2007

Si yo no fuera de Reus, me gustaría ser de la Barceloneta. ¿Puede uno enamorarse de un barrio? Creo que sí. Siempre que puedo me escapo al mar y, en lugar de las playas de diseño, busco el amparo de los callejones estrechos de la Barceloneta. Me gusta comer ahí. Me tranquiliza sentarme al sol o chalar con la quiosquera que me cuenta que ha visto al Rubianes. En la Barceloneta, la ciudad descarga en el mar todas sus tensiones. Las disuelve en la arena, se las comen los peces, se las beben los turistas. El paseo es perfecto, los chiringuitos (a falta de los antiguos), son verdaderos refugios para los urbanitas estresados.
Balcones en la Barceloneta El otro día me escapé por enésima vez a "mí" barrio. Me compré la nueva revista "Esquire", leí la sabiduría de Eduard Punset, me enseñaron el nuevo hotel 54, escuché algo de música (cada vez soy más fan de Josh Rouse) y disparé fotos para Captura. Me sentó bien la comida, la charla con un amigo y la vida en general. No es tan difícil ser moderadamente feliz y el escenario tiene buena parte de culpa.