Los medios
de comunicación públicos

Martes, 17 de julio de 2012

Se veía venir: cambio de gobierno, "limpieza general en los medios públicos". Da igual que lo estén haciendo bien, sencillamente no lo hacen "como le gusta" al gobierno de turno. Ponle, ahora, el nombre del Partido Popular en la escoba. Antes fueron los socialistas y antes otra vez los populares. Definitivamente podemos asegurar que los gobiernos no entienden y no quieren entender la función de los medios públicos que, ¡ojo! financiamos entre todos.

Es desesperante y de una miopía e ineficacia que clama al cielo. Nos van a poner como ejemplo en el mundo de como NO hay que hacer las cosas. Es no saber nada de comunicación, ni de periodismo. No saber, ni querer saberlo. Los gobiernos solo ven a sus medios públicos como aparatos propagandísticos enmascarados de servicio público o, por lo contrario, monstruos imaginarios que perjudican al país. Como si la gente fuera tonta, ¿sabes? Céntrate en la honestidad de tu gestión y deja a los demás que hagan su trabajo. Ven fantasmas donde no los hay, desprecian a sus profesionales ignorando su trabajo por luchar en un escenario depravado de medios comerciales. Profesionales que se esfuerzan día a día por conseguir fiabilidad, audiencia y un prestigio. No importa. A la calle y que pase el siguiente. Y cuando cambie el partido en el poder, otra vez a la calle. Y, para hacerlo más complicado, consejos de administración con representación política, mini parlamentos inoperativos, comisarios más que dirigentes, todo hay que pactarlo, todo hay que supervisarlo. Los medios públicos son continuos avisperos donde, por cierto, no hay manera de que la industria audiovisual española pueda hacer algo con regularidad. Entras y te llueven hostias por todos lados, como si nosotros fuéramos el problema.

Hay más: está el faraónico desaguisado de la televisión valenciana que han gestionado todo lo mal que han sabido en todos los aspectos. Una vergüenza. Y, ahora, de un plumazo, todos a la calle. Más descaro imposible. En lugar de haber hecho un plan de viabilidad hace muchos años y mirar de encauzar la situación han dejado que se pudra. Lo que viene será peor. Lo dije hace muchos años: Canal 9 no representa el espíritu, el pensamiento, la creatividad de los valencianos y no es por culpa de los que trabajan en ella. Se enfadaron los directivos. Antes nos copiaron un formato y nos ningunearon en reuniones convocadas a las que no asistieron. Directivos de medio pelo, nula creatividad y menos compromiso con la sociedad. Unos prendas, vamos.

En Catalunya se han mantenido las formas más o menos. Trabajé en ella diez años y fueron de los mejores de mi vida. Si no lo reconociera sería un cretino. Pude hacer lo que quise y tuve directores, con alguna excepción que no computa, que me respetaron. Se sembraron prodigiosas semillas que todavía hoy lucen en la programación. Aunque, ahora, le toca una transformación, una adecuación a la nueva realidad y sobretodo, recuperar la operatividad. Se escucha demasiado en el sector lo de "no vayas a TV3 que están mal, no vale la pena". Me niego a aceptar eso. ¡En TV3, no! Ojalá la hagan bien, quiten todos los nudos que la aprietan, vuelvan a abrir las puertas y eso les permita seguir siendo la única flor en el desierto irrecuperable de los medios públicos españoles.

TV3 siempre ha sido una tele de referencia, donde un buen documental en horario de máxima audiencia es el líder de su franja. Donde se puede hacer un programa como el que hicimos con Punset y sentirte orgulloso. Programa, por cierto, que presentamos también a otras cadenas y todavía están riendo. ¡Cómo me gustó que funcionase bien! Y no hablo de ego. Por cierto, que hemos presentado una continuación de "Com va la vida?". ¿Lo podremos hacer?

Siempre hay alguien que pone el ejemplo de la BBC como modelo. Desengañémonos, en España no sabemos hacerlo así. Nuestra sangre caliente, nuestra poca tradición de libertad, nuestra perversa visión del periodismo nos juega a la contra. Mientras un político considere que un periodista de TVE o RNE le está perjudicando cuando cuenta una realidad contrastada, no habrá manera de tener unos medios libres y respetados. Mi apoyo a los compañeros que se han dejado la piel en sus programas. Habéis hecho lo que teníais que hacer. Vosotros sí que podéis dormir tranquilos.

Esperar

Martes, 26 de junio de 2012

Son tiempos para esperar. Estamos esperando e intentando no desesperar. La frontera es muy delgada. En general, estamos esperando a que las cosas mejoren y la rueda del bienestar, del trabajo, de la dignidad y de las oportunidades, vuelva a girar.

Sí, vale, ya sabemos que nada va a volver a ser como antes (esa letanía de la que nos quieren hacer culpables) pero la parálisis actual no trae nada bueno. Es agua encharcada. Mosquitos, enfermedades, tiburones... mal, muy mal. Estamos esperando (por ejemplo) a que el millonario de Las Vegas ponga su dedo en el mapa. Barcelona o Madrid. ¿Nos gusta ese modelo de negocio? La Generalitat dice que "no nos puede no gustar" con el panorama actual. ¿Nos estaremos vendiendo por un plato de lentejas? ESPEREMOS que no.

Estamos esperando a que se formalice de una vez la fusión Antena 3-laSexta, sumidos en un vergonzoso entramado de trámites burocráticos que solo frena (todavía más) la industria audiovisual española. En ese compás de espera, está nuestro nuevo programa. Como un coche de Fórmula 1 en unos boxes sin mecánicos y sin gasolina.

En Catalunya, estamos esperando saber (y ver) cómo será la nueva etapa de Eugeni Sallent al frente de TV3, la mejor tele autonómica de España. Una tele en la que nos criamos los de El Terrat, pero a la que es muy difícil acceder actualmente. Y ya no te digo para las pequeñas productoras con talento que buscan una oportunidad. ¿Por qué? Porque tiene una reestructuración interna pendiente que la haga más operativa. Yo quiero lo mejor para TV3 y lo quiero todo. Quiero (ESPERO) que llegue a un buen acuerdo con sus trabajadores y que vuelva a ser la gran plataforma de la mejor televisión del país. ¿Cómo se hace? No lo sé. Yo no soy el director. Yo, espero.

Parece que España entera es una gran sala de espera. Los médicos todavía no han salido para decirnos si se salvará el paciente. Pero, antes de que salga, lo que tenemos muy claro es que queremos vivir. Y lo queremos con todas nuestras energías.

La espera

Los años

Miércoles, 2 de noviembre de 2011

El señor que me acompaña en la foto se llama Xavi Cassadó y es mi amigo y socio de toda la vida. Nos conocimos en 1979 cuando nos sentaron juntos en el cole. La foto la tomamos en Tv3 hace una semana -acabábamos de grabar con Punset- y dieciséis años después de que entráramos por primera vez en sus instalaciones. Juntos hicimos el "Sense Títol", "La Cosa Nostra", "Buenafuente" y cientos de programas más.

Cassadó dedica ahora toda su experiencia a "Divendres". Allá donde va genera respeto y cariño. Jamás una mala cara, siempre buenos consejos. Nos fuimos a cenar y hablamos de las alegrías y disgustos de nuestro oficio. De nuestra vida. Esta es nuestra vida. "Nada de esto tendría sentido si no estuviéramos juntos". La amistad te permite atravesar todos los temporales, siempre buscando la playa donde nos retiraremos dentro de muchos, muchos años.

Los años

Volver a Tv3

Lunes, 12 de septiembre de 2011

Volver a Tv3
En noviembre volveré a un plató de la televisió catalana (Tv3) para hacer un programa. En realidad serán dos. Dos entregas de "Com va la vida?", una charla con mi admirado Eduard Punset (y sendos monólogos), sobre la cotidianidad de la vida y su explicación científica (siempre que la haya claro). Sin saber la audiencia, para mi ya es un éxito. Porque el hecho de que hoy en día te dejen hacer un programa basado en una conversación, con el objetivo de aprender y divertirse, es un éxito para todos los que nos sigue gustando "otra" tele. Así que hay que aplaudir la valentía de Tv3 que siempre ha hecho la tele que ha querido. Ya son una referencia de calidad. Por eso, fue posible que unos cuantos locos entre los que me encuentro, hiciéramos el "Sense Títol", allá por 1995. Y luego, muchos más programas. Un total de 700 emisiones, contando todo lo que llegamos a producir en aquellos maravillosos años. En Tv3, aprendimos el oficio.

Esta pequeña aventura del retorno, está siendo muy emocionante, muy especial. Cuando el viernes pasado me invitaron a la presentación de la temporada que dirigió Mònica Terribas, noté el cariño de los compañeros con los que trabajé nueve años. "¿Vuelves?". Pues sí, claro. Vuelvo para estas dos producciones. Está claro que tenemos en la cabeza un programa diario de comedia y actualidad, pero todavía está en preparación y no sabemos donde irá. Eso es el futuro. Y el futuro (para bien o para mal) todavía no está escrito. Si lees la prensa, nadie puede garantizar que más allá de enero, exista la vida tal y como la conocemos ahora. El presente se llama Eduard Punset y más cosas que iremos haciendo porque no sé estar quieto. Y todo eso lo haremos lo mejor que sepamos.

(Nota a los periodistas: Sois libres, faltaría más, de publicar todo lo que aparece aquí, lo que no estaría mal es que citarais la fuente. Si puede ser (y no es mucho pedir) podríais publicar una foto actual (¿ésta?) que no corresponda al año 2004. Está asumido que ya no se llama para preguntar, pero de ahí a apropiarte las declaraciones... Muchas gracias)

Un poco de historia gráfica

Martes, 19 de octubre de 2010

Nuestro programa ya lleva unos años en antena. Parece que lo hagamos desde siempre. Nuestro mítico compañero Quique de iluminación, ha estado siempre a nuestro lado (también estuvo en "La Cosa Nostra" en Tv3) y el otro día me mandó algunas fotos que conserva. Muchas gracias. Es bonito comprobar que el viaje continúa.

Un poco de historia gráfica #1 Un poco de historia gráfica #2