El profeta en su tierra

Martes, 5 de octubre de 2010

Daba gusto ver el teatro Coliseum de Barcelona, el pasado fin de semana. Berto cerró su gira de “La apoteosis necia” y arrasó los tres días. Más de cuatro mil personas (me incluyo), fuimos a verle. ¿Y qué vimos? Pues posiblemente uno de los mejores espectáculos de humor del país en estos momentos. Divertido, ingenioso, compacto, sorprendente y maduro. Berto se ha coronado en su casa, profeta en la Gran Vía. Y se lo merece. Lo digo yo que le conozco mucho. Respeta al público, se lo curra y lo deja todo en el escenario. Luego se marcha a casa “que estoy un poco cansado”. Me alegro por mi compañero y me imagino su futuro. Es inmenso. Todo lo que él quiera.

El profeta en su tierra