Secundario

Miércoles, 7 de octubre de 2020

Actor secundario que trabajó especialmente durante los años 50 y 60. De esos que nadie recuerda exactamente su nombre pero que a todos les suena. Se especializó en westerns y thrillers. También hizo algo de publicidad y doblaje.

El regalo de una buena conversación

Viernes, 4 de octubre de 2019

Mi profesión me permite darme un tipo especial de regalos. Puedo descubrir que mi admirado Luis Zahera tiene un monólogo en Galicia donde cuenta su vida.

Puedo decir a mi equipo: «me encantaría que viniera». Y va el hombre y acepta. Y pasamos un rato riendo y hablando de Galicia, del oficio y de tener más de cincuenta años y darnos regalos así: una buena conversación.

Ya tengo ganas de que vuelva.

Cómo ser Luis Bermejo

Jueves, 9 de mayo de 2019

Eso digo yo. ¡¡¿¿Cómo??!! ¿Cómo ser un gran actor con alma de payaso y de poeta? ¿Cómo ir por la calle y pensar: «aquí me tengo que tirar al suelo y hacerme una foto»?

Eso está al alcance de unos pocos. Bermejo es un hombre gracioso por naturaleza que ha estado en los mejores montajes teatrales que se recuerdan, Animalario sin ir más lejos. Puede hacerte reír y también cogerte del estómago y estrujarte. Un hombre que se ha puesto en la piel del Rey Emérito para explicar lo nunca se ha contado de la famosa transición. Y siempre de buen humor. Siempre como de paso. Con una nariz roja en el bolsillo y una rima en la cabeza. Hagan el favor de querer a este señor.

Jesus Vidal nos hace mejores

Viernes, 15 de marzo de 2019

Hay gente así. Muy poca y por eso son tan especiales.

El actor Jesús Vidal es inspirador, encantador, buena persona, razonable y con sentido del humor. Lo tiene todo. Por eso nos inspiró una grandiosa imitación de Raúl Pérez que pudimos abordar con su complicidad. Todos nos emocionamos, convencidos de que habíamos rozado un buen momento televisivo. Nos hizo mejores. Gracias Jesús.

La ‘garantía Fernández’

Jueves, 1 de febrero de 2018

Es una garantía.
Sabes, perfectamente, que David Fernández te dará un buen espectáculo cada vez que pisa un plató. Ya sea con el indescriptible Chiki Chiki o con cualquiera de los cientos de personajes que brotan de esa mente y ese cuerpo especialmente dotados para la comedia.

David es un clown televisivo. Y la risa empieza en los ensayos. Cada visita suya es una alegría para el equipo y para los espectadores. Le conozco y trabajo con él desde hace más de una década y siempre, siempre me sorprende, me supera y me divierte. David no falla. Vive para buscar la risa y nos hace más felices a todos. Eurovisión solo fue la punta del iceberg. Gracias compañero.

David Fernández

Ver más