Perros y dueños

Jueves, 17 de julio de 2014

Extraña tipografía (y ortografía) para un problema universal: los perros que orinan por doquier. Visto en Barcelona.

Perros y dueños

Cinco años

Viernes, 7 de febrero de 2014

Nuestro perro Mel ha cumplido cinco años. Según la leyenda veterinaria, cada año de perro son siete de humano, así que tiene 35. No creo que sea consciente de ello, ni tan siquiera que le importe lo más mínimo. Mel es uno de los perros que mejor vive de la zona euro. Disfruta de una nobleza que puede llegar a ofender y solo piensa en comer y en dormir. Si pudiera, haría las dos cosas a la vez. Pensamos en regalarle algo para su cumpleaños, pero al final decidimos que el mejor regalo iba a ser no molestarle. Y ahí sigue.

"Fotodiario" en El Periódico

Mel

Soberbia canina

Martes, 2 de abril de 2013

Quizás me esté obsesionando con los perros. A lo mejor debería consultar con un especialista esta fijación mía con los canes. En realidad, la explicación es muy sencilla: saco a mi perro a pasear (mejor dicho, él me saca a mí) y siempre llevo conmigo una cámara. El resto es muy fácil. Solo hay que estar un poco atento y... disparar. Además, ya que los perros no hablan, no es necesario pedirles permiso. No se lo van a contar a nadie. Supongo. Me pareció que este perro, concretamente, adoptó una pose como de soberbia. Una mirada altiva, con el morro hacia arriba, como diciendo: "¿Qué pasa? ¿Pasa algo?". Un perro de clase alta, acostumbrado a mandar, a menospreciar. Sí, buscaré un especialista.

"Fotodiario" en El Periódico

Soberbia canina

¿Miedo o pena?

Jueves, 20 de diciembre de 2012

Suele decirse que algunos animales tienen una mirada casi humana. "Solo les falta hablar". Descartemos esta última posibilidad (sin duda, sería un sobresalto que hablaran de buenas a primeras) y centrémonos en su mirada. No acaba de ser humana. Les falta... ¿intención? ¿profundidad? ¿sentimiento? Algo de eso. Un poco de todo.

Miran fijamente pero no quieren comunicar nada. Solo ver. Este perro, por ejemplo, asociado a la valla que parece una prisión, puede generar lástima. O miedo. O las dos cosas. Un perro negro, al otro lado de su propiedad que parece decir: "No te pases o me veré obligado a atacar. Soy guardián". Pero no lo dice. Solo mira y... calla. ¿Qué pensará?

"Fotodiario" en El Periódico

¿Miedo o pena?

El hombre es el mejor
amigo del perro

Martes, 13 de noviembre de 2012

Sí, ya sé que la frase original es al revés. Pero también funciona si cambias el orden. Y todavía más, cuando ves situaciones como esta.

Buenos Aires, Argentina. Un joven pasea dos perros. Uno de ellos decide dejar un "regalo" en la acera. Su propietario, siempre atento, recoge con una bolsita las minas anti-zapato. Así como cambias los pañales de tu hijo porque lo quieres, no se me ocurre otra explicación para este momento. Solo te recoge las cacas un amigo. Y eso, los perros, deberían saberlo.

Buenos Aires, Argentina