Mariano es sueño

Jueves, 22 de marzo de 2018

Volvió el teatro a la tele o la tele hizo como que se teatralizaba. Seguimos con nuestra tesis: las famosas frases de Mariano, que tantas alegrías nos están dando, son en realidad la obra de un clásico contemporáneo.

No es que se equivoque, es que lo que sale de su boca es pura literatura. Por eso funcionan tan bien sus ocurrencias si sustituyes en un texto, lo que escribió un dramaturgo por lo que piensa (?) Mariano.

En esta tercera entrega nos atrevimos con "La vida es sueño". Nos ayudaron Edu Soto y Miguel Rellán y por un momento tuvimos la sensación de que todo encajaba. Pero era una ilusión. O un sueño. Que los sueños, sueños son. It's very dificult todo esto.

'La vida es sueño'

Acidez

Miércoles, 21 de marzo de 2018

Acidez

Cosas que pasan en los ensayos

Jueves, 15 de marzo de 2018

Nada. Lo típico: llegas al ensayo y hay un serrucho que puedes ponerte de peineta. Esa noche, Pirata se calzará una hacha, muy "a lo vasco". Y pasa el rato y te olvidas, así que haces como que no pasa nada con el serrucho en la cabeza. Luego ponemos un vídeo de un perro gracioso con una zanahoria que se le escurre de la boca. Y preguntas: "¿podríamos conseguir una?". Lo pruebas, la gente se ríe y decides incorporarlo al programa.

Ensayar es jugar antes de jugar. Un programa es un juguete y un presentador debe ser como un niño que saca el máximo partido a ese juguete. Y todos tan contentos.

Late Motiv

Late Motiv

Late Motiv

Y sigue lloviendo en Madrid

Miércoles, 14 de marzo de 2018

No recuerdo el último día de sol. ¿Hace un mes? ¿Un mes y medio? Como persona mediterránea que soy, no salgo de mi asombro ni de debajo del paraguas. Parece que vivamos en Londres o Berlín. Menos mal que hay banderas españolas por todas partes y así te geolocalizas.

Ver llover

Ellas

Viernes, 9 de marzo de 2018

Estas son casi todas las mujeres que trabajan en Late Motiv. El pasado jueves, como miles y miles, dieron un buen golpe en la mesa de una sociedad injusta y desequilibrada. Tomaron las calles y nuestra conciencia. No podemos hacer otra cosa que apartarnos, hacernos a un lado y dejar que el sentido común haga el resto. Por fin y de una vez por todas. Por todas y por todos. Por un mundo mejor. Bueno, nuestros gobernantes también podrían poner de su parte y hacer su trabajo. Deberían escuchar el clamor histórico y popular, vaciarlo de politiqueo y tomar decisiones ya. Ahora es el momento. Somos diferentes tras el 8M. Por fin.

Ellas