Camino de La Moncloa (2)

Martes, 13 de noviembre de 2007

Mi amigo Mikel Urmeneta, me manda una viñeta alusiva a la entrevista del
próximo jueves. La comparto con vosotros.
Buenafuente según Mikel Urmeneta

Quizás

Lunes, 12 de noviembre de 2007

Quizás el Rey no debería haber gritado "¿Por qué no te callas?", a Chávez.
Quizás la paciencia tiene un límite y, entonces, se come el protocolo y la corrección.
Quizás Hugo Chávez debería dejar de comportarse como un líder de la Revoluclown.
Quizás los países latinoamericanos despierten de su pesadilla histórica como pobres y no quieren ser nunca más el tablero del Monopoly español.
Quizás hay maneras mejores para expresar el orgullo, negociar y tirar adelante.
Quizás la presidenta de Chile pensó "Vaya marrón me estoy comiendo".
Quizás el PP, debería haber aparcado su estrategia cansina de ataque sistemático y reconocer el gesto de la delegación española.
Quizás deberían despedir a su jefe de campaña. ¿Estamos en campaña, no?
Quizás el Follonero, por aquellas tierras, nos trae una declaración más sosegada al respecto de alguno de los protagonistas.
Quizás intento resumir todo esto en una pregunta y se lo planteo a Zapatero.
Quizás no sepa hacerlo.
O quizás, sí.

Camino de La Moncloa

Sábado, 10 de noviembre de 2007

Entrevista de Javier Salsa del diario Público, en mi "camino de la Moncloa".
Ahí va.


Dos privilegios, dos retos o dos marrones. El presentador Andreu Buenafuente puede dar la campanada si sale vivo tras la semana que le espera: el día 15 de noviembre entrevista al presidente del Gobierno y el 21 presenta la criticadísima gala de los premios de la Academia de TV.

¿Cómo afrontas el reto de entrevistar a Zapatero?
Con mucha ilusión, claro, como debería tomárselo un humorista como yo que tiene la grandísima ocasión de entrevistar al primer personaje público del país.

¿Cómo quieres que sea la entrevista?
Intentaré que la cosa me quede graciosa y a la altura de mi edad, sobre todo esto último (risas). Intentaré que sea divertida para el público, pero sin dejar de hablar de los temas que importan y que están en el candelabro.

La entrevista no será en tu terreno, sino en el del entrevistado, La Moncloa.
Meterte en las entrañas del poder debe de impactar, aunque sólo sea por la escenografía. Pero esto demostrará que el humor tiene sitio en todos los ámbitos y que la risa rompe cualquier tensión. No voy allí a ganar el Pulitzer, sino a satisfacer a mis espectadores.

¿Te habrías atrevido a ir a La Moncloa con Aznar?
Sí, se lo pedimos muchas veces y nunca aceptó. Y a Rajoy también se lo hemos propuesto y aún estamos esperando: no ha dicho ni sí, ni no.

¿Irías a Génova?
Si él puede venir al plató, mejor ¿no? Si tengo que ir, pues voy, pero el público se queda muy solo sin mí.

¿Temen los políticos acudir a espacios de humor?
Sí, desde luego. La clase política no se siente cómoda, pero se equivoca al negarse. Al aceptar, Zapatero está dando un paso adelante que muchos querrán seguir. Seguro que se nos ofrecerán muchos ahora... ¡pero no hay sitio para todos, amigos!.

¿Tienes algo preparado?
Estrenamos una sección, Dile al presidente que..., en la que la audiencia me propondrá preguntas para que las lleve en mi capazo. ¡Qué bonita palabra, capazo!

Además, presentas la gala de los premios de la Academia de la TV.
Sí, se me ha girado el mes que da gusto. Se me acumula el trabajo, curro no va a faltar. Pero me lo pidió el presidente de la ATV, Manuel Campo Vidal, y no me pude negar.

Boadella no vendrá

Martes, 23 de octubre de 2007

Hola Albert,
he parlat amb l'Albert Boadella, us agraeix la invitació però prefereix no acceptar-la, no és el tipus de programa on se senti a gust. Gràcies per l'interés, salutacions cordiales,

Cristina Ferrández
Els Joglars

------

Hola Cris,
gràcies per la sinceritat. Un dels grans enigmes de la humanitat, és saber on es troba a gust Albert Boadella.
Fins sempre.

Andreu Buenafuente
El Terrat

Lo de El Jueves y la monarquía

Domingo, 22 de julio de 2007

Seguramente se les ha ido la mano a los de EL JUEVES con la viñeta donde aparecen los Príncipes de Asturias mirando hacia Soria. Como también se le ha ido la mano al juez que ha ordenado el embargo del número así, de sopetón, dando alas al debate sobre la libertad de expresión. Embargar siempre ha sido una palabra muy fea.
Pero la cosa merece conocer algunos detalles para no banalizar el caso y quedarnos tan solo en la epidermis del asunto.

Conozco a los de El Jueves de toda la vida. Son un referente, una luz en mitad del patio de corrección política que todo lo oscurece. Así que, de entrada un respeto. Resulta que, según me cuentan, los del "Tomate" en Tele 5, ponen la portada famosa más de media hora en los monitores que quedan detrás de la mesa y celebran que ya se puede hacer humor sobre la monarquía. Lo dicen, como siempre, interesadamente, porque a ellos ya les han dado un par de collejas, en alguna de sus aproximaciones rapaces a la monarquía.

El impacto de la tele ya lo sabemos. Alguien se escandaliza en Madrid, hace un par de llamadas y salta el incendio mediático que todo lo aumenta y lo mezcla. (Perdón por mezclar el "Tomate" y El Jueves). Los de El Jueves llevan muchos años haciendo humor sobre la monarquía. Con clase, incisivos y desacomplejados. Incluso tienen un libro recopilatorio: "Tocando los borbones" y nadie se ha muerto por ello. El mundo sigue girando sobre su órbita. ¿Que ahora han resbalado? Bueno, vale, de acuerdo. Resbala el que se mueve. El que se calla y se auto-censura, nunca tiene ningún problema. Y de esos hay un montón repartidos por todos lo medios con la espalda deformada de tanta reverencia.

Las viñetas tienen sentido en el marco de una publicación de humor. En su mundo, con su trayectoria, sus lectores y una barrera que se llama "comprar" la revista. Si lo sacas de ahí y lo amplificas, el riesgo se multiplica innecesariamente.

En nuestro programa hemos hecho humor de la monarquía y seguiremos haciéndolo. ¿Por qué no? Somos cómicos, la monarquía ha sido un invento del ser humano y, por tanto, está sometida al bisturí de la broma.

Hoy he recordado una frase de Jose Corbacho: "Prefiero pedir perdón, antes que pedir permiso".