Sex in the city

Lunes, 29 de julio de 2013

Sex in the city

"iAndreu" en Ara

Últimos retoques

Miércoles, 5 de junio de 2013

"Lo que hay que hacer es hacerlo". Esta frase que parece una perogrullada (y lo es) se escucha a menudo en los últimos días de ensayo de cualquier función. Has preparado, has previsto, has planificado pero lo que de verdad se echa de menos y se espera, es la reacción del público. El jueves estrenamos "Nadie Sabe Nada" con Gomaespuma. Irá bien. Seguro. Te lo digo yo que he trabajado de "Subdirector" como ellos mismos me han rebautizado. ¡Vaya tíos!

Gomaespuma

El jefe

Miércoles, 22 de mayo de 2013

Un Groucho de plástico preside, puro en mano, las instalaciones de El Terrat. Se diría que está controlando a los trabajadores pero recordemos que es de plástico.

Groucho Marx

Las paredes hablan

Jueves, 16 de mayo de 2013

Al menos las de la nueva sede de El Terrat. Nos hemos trasladado al plató, el sitio donde hemos sido más felices, donde hemos fabricado y vivido miles de horas de televisión. Ahí estamos. En las paredes, una parte de nuestro pasado del que hay estar más que orgullosos. En nuestras cabezas (que sacan humo) nuestro futuro. Nos hemos conjurado para tirar hacia adelante, aprovechar nuestra experiencia, estudiar, investigar y apostar por todo lo nuevo y apasionante que todavía está por hacer. Y una señal: unos pájaros han anidado en el techo del plató. Se escuchan perfectamente desde la sala de reuniones. (Adjunto grabación). La vida sigue, la vida empeza cada cinco minutos.

Pared del plató

La boca

Jueves, 7 de febrero de 2013

Barcelona, Passeig de Gràcia. En este día lluvioso y desapacible, la boca de metro en obras se convierte en algo amenazante. Se diría que las vallas que protegen a los transeúntes de las incomodidades de la reforma encierran, al mismo tiempo, a un animal peligroso. A la derecha se aprecia un fragmento de la Casa Batlló, que en materia de misterios y apariciones mágicas sabe un rato largo (sin duda Gaudí se quedó a gusto utilizando su iconografía).

Así las cosas, pensé que las ciudades bonitas y luminosas encierran también su lado terrorífico. El metro, sin ir más lejos, es un complejo sistema digestivo de la ciudad. Mecánico y en movimiento. Poblado de miles de personas que se mueven por sus intestinos de cemento. Según esta apreciación paso a rectificar el título inicial. Esto no es una boca. Esto es un culo muy feo por el que salir al exterior exclamando: "¡Vaya mierda!".

"Fotodiario" en El Periódico

La boca