La boca

Jueves, 7 de febrero de 2013

Barcelona, Passeig de Gràcia. En este día lluvioso y desapacible, la boca de metro en obras se convierte en algo amenazante. Se diría que las vallas que protegen a los transeúntes de las incomodidades de la reforma encierran, al mismo tiempo, a un animal peligroso. A la derecha se aprecia un fragmento de la Casa Batlló, que en materia de misterios y apariciones mágicas sabe un rato largo (sin duda Gaudí se quedó a gusto utilizando su iconografía).

Así las cosas, pensé que las ciudades bonitas y luminosas encierran también su lado terrorífico. El metro, sin ir más lejos, es un complejo sistema digestivo de la ciudad. Mecánico y en movimiento. Poblado de miles de personas que se mueven por sus intestinos de cemento. Según esta apreciación paso a rectificar el título inicial. Esto no es una boca. Esto es un culo muy feo por el que salir al exterior exclamando: "¡Vaya mierda!".

"Fotodiario" en El Periódico

La boca

Otros "terrats"

Martes, 15 de enero de 2013

Otros 'terrats'

Orgullo fálico

Domingo, 6 de enero de 2013

A veces, los países se ponen muy masculinos (¿o sería mejor decir machistas?). A pesar de que la Argentina tiene un nombre femenino, su orgullo se concentra en un obelisco fálico y desafiante que parece plantar cara a los oscuros nubarrones que se ciernen sobre él. Pasas por debajo y piensas: "Cómo me caiga ahora el símbolo de la Argentina encima, me mata". Pero nunca pasa, por suerte.

En Barcelona, los franquistas también nos endosaron su obelisco en un cruce de avenidas, pero la gente, tan sabia con retranca, lo bautizó como "el lápiz". Un simple y sencillo lápiz. Así es cómo pasamos a ver el poderoso pene del imperio como un entrañable lápiz con el que escribir nuestra propia historia.

"Fotodiario" en El Periódico

Obelisco

Lo bueno se acaba
(de momento)

Jueves, 3 de enero de 2013

NADIE SABE NADA apura sus últimas horas en el Teatre Arteria del Paral·lel. El día 6, los Reyes Magos nos traen las llaves (ya hemos quedado en eso) y cerramos el chiringuito. De momento. No es que queramos hacernos los interesantes con lo de no prorrogar. Es que ya estaba previsto así y los compromisos adquiridos con anterioridad, nos impiden seguir. ¿Una pena? Sí. En estos momentos, estamos desbordados por la acogida del público. Siempre esperas que te quieran, pero siempre te sorprende que lo hagan masivamente. Esto es así y todavía tiene más valor en los tiempos que corren. Así que miles de gracias.

Nos hemos sentido muy arropados y la verdad es que lo necesitábamos. Parece fácil lo de dos tíos hablando de sus cosas, pero no hace falta que os diga los nervios y las dudas que siempre te asaltan ante un nuevo reto. Se trataba de pasar del monólogo al diálogo y ha sido muy emocionante. He disfrutado como nunca, lo digo en serio. Estoy convencido de que encontraremos la manera de reeditar algo tan bonito y nuevo para nosotros. Un aplauso, también para todo el equipo de NADIE SABE NADA. Impecables. Un equipazo. Os dejo algunas de las fotos de César Núñez que pasó una tarde con nosotros. Ojalá este año siga con el mismo tono con el que ha empezado. Ya iría siendo hora, ¿no?

Nadie Sabe Nada

Camerinos

Viernes, 14 de diciembre de 2012

Lo que pasa en los camerinos es digno de estudio. Serán los nervios, la adrenalina, o no sé yo...
Pasamos muchas horas, compartimos de todo y nos hacemos fotos que no deberíamos publicar. Todo eso vuelve a suceder ahora en el Arteria de Barcelona, donde hemos recalado con "Nadie Sabe Nada". Estas navidades prometen... más tonterías que nunca.

Berto y yo