Orgullo cómico

Miércoles, 25 de mayo de 2016

Orgullo. Eso es lo que sentí anoche cuando vi lo que teníamos entre manos y como crecía ante nuestros ojos: el otro Bertín recibía al otro Hitler. ¡Bingo! Era magnético. No podías quitar ojo, te enganchaba. Siempre suelo decir que lo de la tele es perseguir buenos momentos. Somos buscadores de oro pixelado. Los buenos momentos, los buenos e irrepetibles de verdad son esquivos, se esconden entre los normales —que no es poco— piden tener mucha paciencia y perseverancia. Lo que vendría a ser tener oficio y amarlo. Cada noche buscando y buscando. Tirando la caña, esperando sin quedarte quieto porque cada noche hay programa y dura casi una hora. Pero cuando llega lo único te llena. Ríes, sientes orgullo y una especie de "gustera" que justifica todos los esfuerzos. Una droga de la que no quieres salir. ¡A por otro!

Parecía un gag pero era muchas cosas. Todas esas pequeñas cosas que, juntas, se llaman televisión. Gracias al equipo de guión y a los actores Javier Quero y David Fernández.

Bertí Osborne y Hitler

No podré olvidar Lesbos

Martes, 17 de mayo de 2016

No podré y no querré. Todo lo vivido y contado con cooperantes y refugiados nos ha calado a todos muy hondo. Sabíamos que seguíamos un instinto y eso nos ha conectado con las emociones y ellas, a su vez, con un montón de buena gente. Ese tipo de gente con la que quieres estar y para los que quieres hacer televisión.

Los espectadores también han entendido el cambio de registro por un día. No lo dudaba pero me preocupaba un poco. Gracias, muchas gracias. Todavía creo que la tele, a veces, puede ser un buen abrelatas. Puede y debe abrir conciencias, denunciar, ser un espejo puesto delante de la realidad. Sí, vale, la tele es para distraernos pero también puede hacernos pensar al mismo tiempo. Hay momentos para reír —muy necesario— pero luego la vida te recuerda que está llena de trampas de gente desfavorecida y vulnerable. Eso no tiene gracia, entonces... ¿por qué no contarlo?

Hoy vuelvo a agradecer de corazón a todos aquellos que sumaron, se esforzaron y se unieron al proyecto de "Late Motiv en Lesbos". Todo en un tiempo récord lo cual no deja de asombrarme y hacerme sentir muy orgulloso.

Serrat, Oscar (Proactiva), Nico, cooperantes, regugiados, Samuel, #0 y mi gran equipo de compañeros de "Late Motiv". No olvidaremos Lesbos ni lo que supone ni como nos ha transformado. Volvemos a la comedia, por supuesto, pero habrá que seguir teniendo la maleta a punto y el instinto afilado.

Lesbos

¡¡¡Muchachito!!!

Lunes, 25 de abril de 2016

Ahí está mi amigo Muchachito en plena forma. Brillante, potente, con un temazo de adelanto, "Tiré", que promete y mucho.

Jairo no da puntada sin hilo. Todo su trabajo, siempre, se nota pensado, energético, lleno de matices. Nunca baja la calidad. (El clip, por ejemplo, es de traca. Con un apuesta gráfica que nadie trabaja en España). Tengo ganas de que venga al programa y podamos hablar de todo eso. Solo recibirle, comprobar lo cariñoso y entregado que es, ya es un placer. Y, por supuesto, gozar verle cantando, con su traje, su sombrero, su ritmo, su sorna... ¡¡¡Viva Muchachito!!!

Mucho cómico

Viernes, 1 de abril de 2016

Acumulación de cómicos en "el bar de Coronas". El propio Javier, Broncano, Llimoo, un servidor y nuestro invitado: Flo. Ya dije al acabar que podría estar con Flo dos días seguidos hablando y riendo. ¡Que tío! Qué gracioso es Flo.
Yo firmaría por tener un bar como estos cerca de casa donde nos encontráramos los cómicos para pasar un rato.

Cómicos en el bar

Escuchar la sabiduría

Miércoles, 30 de marzo de 2016

Podría estar escuchando a un hombre de cien años un día entero. Sabe mal interrumpirlo. Todo es sabiduría. José María vino al programa el día que cumplía un siglo y nos regaló uno de los mejores momentos de la pequeña pero intensa historia de nuestro programa. José María nos conquistó y el regalo que le hicimos, conducir un autobús, se quedó pequeño. Solo podemos decir "gracias".

José María