El orador

Viernes, 5 de abril de 2013

El genial Ramón Gómez de la Serna durante, quizás, uno de los primeros monólogos registrados. Año, 1928. Lo peor estaba por llegar.

Las Américas

Miércoles, 28 de septiembre de 2011

Sorpresas me da la vida. Una tarde, me vi presentando un monólogo para "Window to Spain", una bonita iniciativa en New York que intenta acercar la cultura española a los norteamericanos.

Nos concentramos en el Bar Basque que dispone de una pantalla gigante justo en la plaza de enfrente. Tú estás cenando y puedes ver la televisión como nunca la has visto. Así es como funciona la cosa.

Nosotros mandamos un monólogo inédito que grabamos en las últimas semanas de BFN. Fue una tarde muy curiosa, rodeados de decenas de jóvenes españoles que están en la ciudad por diversos motivos.

Agradecí que se incluyera la desprestigiada televisión en un menú audiovisual y alerté sobre los peligros de llamar "Window to Spain" a la idea. "Actualmente, tal como están las cosas en España, más de uno se lanzaría por esa ventana". Risas, unos vinos, buenos amigos, contactos y una extraña sensación de estar en casa sin estarlo.

Las Américas Las Américas Las Américas

Buscar un libro

Viernes, 3 de junio de 2011

No es fácil encontrar un libro concreto y, mucho menos, si eres el autor.
No se por qué motivo, siempre pasa algo. O se ha acabado o no lo tienen o, como en este caso, hay que buscarlo como un detective.
Lo encontré en el apartado de diseño y arquitectura.

Este Sant Jordi

Sábado, 16 de abril de 2011

Será para comérselo.
Este Sant Jordi
Sant Jordi, firma de libros en El Corte Inglés de Diagonal en Barcelona, de 11 a 14h.

El señor Godoy

Viernes, 11 de diciembre de 2009

El señor cómico Godoy, estrena esta noche su nuevo espectáculo "Verás que todo es mentira" en la sala Capitol de las Ramblas de Barcelona. Lo sé porque estoy implicado, junto a Berto, en su nueva creación. Me presenté voluntario. Resulta que compartimos mánager teatral y este me contó los planes inminentes de Godoy. Fui a verlo actuar y lo tuve claro: quería echar una mano, un chiste, un algo. Lo que fuera, porque sigo pensando que los cómicos que nos gustamos debemos ayudarnos. Los que no nos gustamos, no hace falta. Y allí que nos plantamos Berto y un servidor (los Batman y Robin del monologuismo), dispuestos a ayudar y a aprender. Han pasado las dos cosas. Le dimos cuatro ideas a Godoy y él nos devolvió energía, veteranía, batallitas guapas y unos cuantos abrazos.

Estoy convencido de que Godoy va a funcionar como un tiro. Da gusto ver a un tipo que ha vivido, contar como hacerlo sin perder de vista el cachondeo, la ironía, la broma. Contra la edad, solo nos quedan los chistes que, además, rejuvenecen. Vamos que el Godoy está hecho un chaval. Suerte maestro.

El señor Godoy