La época

Viernes, 5 de febrero de 2021

Esta es la época en la que nos toca vivir (y trabajar). A pesar de la cara, es un honor poder aportar un granito de honor para frenar el desánimo comprensible, la aplastante rutina de malas noticias y ese futuro que uno no sabe como será. Este es mí camerino. Cuando salgo, todos y todas remamos para que el programa salga otra noche a navegar. Cuidaos mucho. ¡¡¡Seguimos!!!

Mi camerino

30 años

Martes, 19 de enero de 2021

¿Es buena la nostalgia? Ni buena, ni mala, supongo que es inevitable. Y, como dice Berto, ahora que el presente no tiene nada bueno que darnos, quizás sea hasta curativa.

El caso es que parece que todos los astros se han ido alineando, para que los treinta años de EL TERRAT, puedan ser celebrados como mejor nos gusta: trabajando. La dichosa Filomena nos impidió viajar a Madrid para realizar LATE MOTIV como de costumbre. Lejos de conformarnos (ya nos van conociendo) optamos por usar los estudios de Sant Just Desvern donde trabajamos durante diez años. En tan solo veinticuatro horas, el equipazo que tengo el gusto de dirigir, montó un programa que definí como «reducción de la televisión». Un plató vacío, cuatro cámaras, muchas ganas, mi amigo Berto (gracias Marta) y algunas piezas de atrezzo históricas que encontramos en nuestro almacén cercano. No hacía falta más.

Charlamos informalmente entre nosotros y con amigos recordamos y nos volvimos a reír y Litus se marcó un póquer de actuaciones musicales que confirmaron (otra vez) su enorme talento. La primera noche celebramos los cinco años de Late Motiv así que el calendario seguía mandándonos señales. Puedo hablar en nombre de muchos si digo que disfrutamos mucho.

Pero es que, en otro punto de la ciudad, mis compañeros actores y actrices estaban a punto de estrenar el montaje «L’èxit de la temporada» que tras mil y un contratiempos y, a pesar de ellos, ha llegado por fin a los escenarios. En primavera llegará a Madrid. ¡¡¡Estrenaron por fin!!! Ver a Oriol Grau, Fermí Fernández con los que empecé en la radio en los noventa, me removía por dentro. Me removía para bien, claro. Sílvia se lesionó en las previas pero ni eso empañó la ilusión de poder decir alto y claro que seguimos aquí. Gracias a toda la compañía, gracias por vuestra perseverancia.

Ni pandemias, ni borrascas, ni lesiones, ni nada. Seguimos con ganas, haciendo comedia, viviendo comedia. Tele, radio, teatro, series o lo que sea. Pase lo que pase y mira que pasan cosas. Muchas más de las que nuestras cabezas pueden absorver. La vida ha querido que celebremos treinta años de viaje, ahora que el mar está revuelto y el cielo amenaza tormenta. «Bueno, vale, de acuerdo», como dice la Niña. Estamos juntos, nos sentimos queridos y lo que hacemos parece que tiene sentido. Seguimos.

(Gracias a todos los equipos de EL TERRAT que están activos en todos los frentes. Me he referido a lo vivido en primera persona pero soy consciente y agradezco enormamente a todos mis compañeros y compañeras. Gracias por adaptarse a todas las circunstancias y hacerlo siempre con buena cara, con buen ánimo y respetando al oficio)

LATE MOTIV FILOMENA
LATE MOTIV FILOMENA

Recibimiento

Miércoles, 2 de diciembre de 2020

Así te recibe Raúl Cimas en el programa. Una presencia imponente acorde con su talento. «¿Qué pasa?» —le preguntó el productor Xen Subirats— «¿Vienes de comer calçots?». Raúl no dijo ni que sí ni que no.

Así te recibe Raúl Cimas en el programa.

La lección

Miércoles, 18 de noviembre de 2020

Siempre decimos que hay que saber reírse de uno mismo como si eso fuera fácil. No lo es ni mucho menos. El pudor, la autoestima, esa tendencia de estar a la defensiva o vete tú a saber qué otros resortes, actúan como frenos y lo hacen muy difícil a veces contra nuestra voluntad.

Aunque finjamos que sí, que somos tolerantes y autoparódicos, a menudo no lo somos. Por eso, cuando Ferran Adrià aceptó entrar en el juego de sorprenderme, de venir a Madrid en plena pandemia para entrar al trapo, me demostró (otra vez) su grandeza. Sabía que yo le parodiaba y no le importó. «Mira lo cabreado que estoy», decía sonriendo. Y yo, como cómico un poco cobarde que soy, me quedé en paz.

Los cómicos nos desatamos trabajando pero nos cortamos ante los parodiados. Es así. De lo contrario estaríamos locos, rayando la psicopatía.

Adrià puso todas las piezas en su sitio. Restableció el orden, justificó la comedia, me dió paz y alas. Por eso es uno de los más grandes que he conocido. «¿Shalha o shopa?»

Ferran Adrià y Andreu Buenafuente

El ministro

Jueves, 15 de octubre de 2020

Viene el ministro de Sanidad, dice que va a cerrar el plató y que presenta él. Lo hace. Luego vuelve a salir y canta por Héroes del Silencio. Eso solo puede pasar en ‘Late Motiv’. Eso solo puede hacerlo Raúl Pérez. Diría que está en su mejor momento pero luego se ríen de mi. (Aunque, por suerte, hace 30 años que eso sucede)

Andreu Buenafuente y Salvador Illa
Ver más