Personas cárnicas

Lunes, 3 de febrero de 2020

Así las llamamos en el ‘Nadie’: cárnicas pero sobretodo, si me permiten, personas.

Un montón de buena gente que decide conscientemente invertir dos horas de su tiempo para ver como Berto y un servidor improvisamos como si no hubiera un mañana.

Un cómico sin público es solo un señor diciendo tonterías. El público es la mitad de nuestro trabajo. Su complicidad nos completa y nos justifica. (Espero que también nos perdone). Gracias y Samanté por seguir ahí después de tantos años, en Madrid, en Barcelona o allá donde vayamos con nuestra ceremonia de la ignorancia.

Público

Recordatorio

Sábado, 27 de abril de 2019

Un hombre se me acerca en un restaurante. «Solo quería darte esto. Gracias». Y se va. Miro la nota y me emociono. Y decido colgarla en mi camerino para que me recuerde lo importante que es nuestro trabajo.

Recordatorio

Gracias

Viernes, 11 de enero de 2019

Gracias Asier por el regalo. Y, sobre todo, por el envoltorio. Con los años me hago más y más agradecido. Valoro mucho el tiempo, las ganas, la delicadeza de todos aquellos seguidores y seguidoras que nos regalan cosas. No importa el valor, es el detalle. Y siempre me emociona. Así que, gracias Asier y a todos los «asieres».

Regalo de Asier

Veo cosas

Miércoles, 30 de mayo de 2018

Veo 400 noches que han sido 400 ocasiones de dar las gracias a la comedia que nos sigue permitiendo trabajar y pasarlo bien al mismo tiempo. Gracias, por supuesto, a Movistar que creyó en nosotros, en un late de corte clásico pero con el alma de aquí.

Veo 100 compañeros que lo hacen posible pero parecen 400 porque se multiplican, inyectan ganas y buen rollo. Así es como debe fabricarse la risa. Con regularidad, profesionalidad y ganas de jugar. Esa es la mezcla. Haciendo que parezca fácil lo difícil. Arriesgando siempre porque ahí está la gracia, respetando al género y al medio, mirando este jodido mundo a través de nuestros filtros. (¡¡¡Menos mal!!!)

Veo miles de personas que han venido de público a un programa que no está en lo que llaman el mainstream. Gente corriente, gente que sabe escoger y que cada noche nos provocan ese pinchazo en el estómago y lo justifican todo.

Veo 400 motivos más para seguir maquillándome y crecer. El niño que empezó a ver la tele hace 50 años (!) sigue creciendo. Nunca quiere parar uno de reírse.

Veo cosas

Ver más